¿Qué son las opciones y cómo funcionan?

Al comprar una opción, se adquiere el derecho a comprar o vender en el futuro una determinada cantidad de valores a un precio determinado. Por ejemplo, usted acuerda tener el derecho a comprar 100 acciones específicas durante seis meses a un precio predeterminado. Las opciones son un tipo de derivado, lo que significa que el producto deriva su valor del precio del activo subyacente, que puede ser un índice una acción o incluso una materia prima. Por ejemplo, existen las opciones de índices, como las opciones AEX, o las opciones sobre acciones, como las opciones ING. El valor de una opción se basa principalmente en el precio de este valor subyacente, la movilidad del valor subyacente y la duración del contrato. Existen dos tipos de contratos de opciones: las opciones de compra y las opciones de venta. En este artículo explicaremos la diferencia entre ambos y responderemos a algunas preguntas habituales sobre las opciones.

¿Qué es una opción de compra?

Adquirir una opción de compra (posición en largo) otorga el derecho, pero no la obligación, de comprar un activo subyacente a un precio predeterminado. El comprador paga por este derecho un precio que se conoce también como prima. Además del precio, también está predeterminado el día en que expirará la opción, la denominada fecha de vencimiento, que indica hasta cuándo el comprador de la opción de compra tiene derecho a comprar. Por regla general, es ventajoso para un comprador adquirir una opción si prevé que su precio va a subir durante el periodo de duración del contrato. Los inversores utilizan esta estrategia cuando pronostican ciertos movimientos en el mercado. Por otro lado, el vendedor de una opción de compra (posición en corto) ha vendido el derecho a comprar y, por consiguiente, puede verse forzado a vender el activo subyacente conforme a las condiciones del contrato si el comprador ejecuta la opción. Los compradores y vendedores de opciones de compra tienen expectativas opuestas sobre lo que va a ocurrir en el mercado. Los vendedores predicen que el precio del activo subyacente descenderá por debajo del precio de ejercicio y la prima en el momento de vencimiento de la opción. Los vendedores de opciones también se conocen como emisores, aspecto que se aborda más adelante en este artículo.

¿Qué es una opción de venta?

La compra de una opción de venta (posición en largo) otorga el derecho, pero no la obligación, a vender ciertos activos subyacente a un precio predeterminado hasta la fecha de vencimiento. El vendedor de una opción de venta (posición en corto) vende al comprador el derecho a vender y, por consiguiente, puede verse forzado a comprar el activo subyacente conforme a las condiciones del contrato. De manera similar a lo que ocurre en las opciones de compra, los compradores y vendedores tienen expectativas opuestas sobre cómo evolucionará el valor del precio de la opción. Para el comprador de una opción de venta, normalmente es ventajoso si predice que el precio caerá durante la vigencia del contrato. El vendedor de una opción de venta cree que el precio del activo subyacente será superior al precio de ejercicio de la opción menos la prima de la opción en la fecha de vencimiento.

¿Qué es el precio de ejercicio de una opción?

El precio de ejercicio es el precio al que se puede comprar o vender el activo subyacente. El precio de una opción se ve influido por diversos factores, entre ellos el precio de la acción, la movilidad de la acción y la duración del contrato. Si el activo subyacente de la opción es una acción, el valor de la opción vendrá determinado por la diferencia entre el precio de la acción y el precio de ejercicio.

¿Qué es el apalancamiento de una opción?

Las opciones utilizan el efecto de apalancamiento, tal como se muestra en el siguiente ejemplo. Gracias a este efecto, el beneficio que puede obtener con una opción es mayor que el que obtendría si invirtiera directamente en el valor subyacente (calculado como porcentaje). Ello se debe a que la cantidad que es necesario invertir en una opción es inferior a la inversión directa en el activo subyacente. Sin embargo, si se produce un movimiento inesperado del activo subyacente puede perder dinero rápida y frecuentemente.

Explicación del efecto de apalancamiento de la opciones en comparación con la acciones.

¿Cuál es la fecha de vencimiento de una opción?

Como se ha explicado antes, la fecha de vencimiento es el día en que vence la opción. Otros derivados, como los futuros, también tienen una fecha de vencimiento. En general, la fecha de vencimiento cae en el tercer viernes de cada mes, pero existen excepciones, por ejemplo, la opción a un día o a una semana. Antes de que venza el contrato, los titulares de opciones pueden optar entre ejecutar, cerrar la posición o dejar que venza sin valor.

¿Qué significa emitir una opción?

La acción de vender una opción también se conoce como «emitir una opción». Hay dos partes implicadas en las transacciones con opciones: un comprador y un emisor. Como ya se ha mencionado, en el caso de una opción de compra el comprador adquiere el derecho a comprar una determinada opción. Por su parte, el vendedor (emisor) puede verse obligado a vender sus acciones al precio predeterminado. El comprador paga una prima de opción, mientras que el vendedor (emisor) cobra una prima de opción. El comprador espera que el valor del activo subyacente aumente y el vendedor confía en que disminuya.

Compra Venta
Opción de compra ("Call") Derecho a comprar Obligación de vender
Opción de venta ("Put") Derecho a vender Obligación de comprar

¿Qué determina el precio de una opción?

El precio de una opción consta de dos partes: el valor intrínseco y el valor temporal.

El valor intrínseco

Para calcular el valor neto del activo, se compara el precio actual de la acción con el precio de ejercicio. Continuando con el anterior ejemplo, el precio de ejercicio es de €21,00 por acción. Supongamos que una acción cotiza en bolsa a €25,00. El valor neto del activo es la diferencia entre el precio actual de €25,00 y el precio de ejercicio de €21,00 por acción: en este caso €4,00 por acción. Por consiguiente, este derecho a comprar a €21,00 vale al menos €4,00 por acción.

Cuando una opción tiene un valor intrínseco, se dice que esa opción está «in the money», situación que puede darse tanto con opciones de compra como con opciones de venta. Por ejemplo, las opciones de compra están «in the money» si el precio de ejercicio es inferior al precio del activo subyacente. Una opción de venta está «in the money» si el precio de ejercicio es superior al valor subyacente. Si se da la situación contraria, la opción está «out of the money».

Explicación sobre opciones con o sin valor intrínseco (in, at y out of the money).

El valor temporal

El valor temporal se conoce también como valor esperado. Depende principalmente de la duración de la opción y de la volatilidad del valor subyacente. El valor temporal indica las expectativas del mercado con respecto al precio del activo subyacente. En el valor temporal se tiene en cuenta el tiempo restante hasta la fecha de vencimiento (fecha de vencimiento). En el momento del vencimiento, el valor temporal y el valor esperado son casi cero.

¿Cuál es la diferencia entre las opciones americanas y las europeas?

La inmensa mayoría de las opciones son americanas o bien europeas, y la principal diferencia entre ambas radica en su vencimiento. En el caso de las opciones americanas, el titular tiene derecho a ejecutarlas en cualquier momento al precio acordado antes del vencimiento. En cambio, las opciones europeas solo pueden ejecutarse en la fecha y al precio previamente acordados.

¿Por qué utilizar opciones?

Existen muchas razones que pueden llevar a los inversores a invertir en opciones, pero dos de las principales son: con fines de especulación y de cobertura. La especulación se da cuando un inversor toma una posición en un mercado con la esperanza de que el precio de un activo suba o baje. Por ejemplo, un inversor puede optar por especular con una opción de compra en lugar de comprar directamente la opción subyacente debido al apalancamiento con opciones, como se ha explicado antes. Los inversores pueden optar por aplicar estrategias de cobertura para reducir el riesgo de caídas súbitas de precios. Por ejemplo, si un inversor tiene una posición considerable en una compañía y quiere reducir el riesgo de una caída drástica del precio, puede comprar una opción de venta. De este modo, el inversor puede «bloquear» un precio de venta determinado. Además, si el precio de la acción cae por debajo del precio de ejercicio de las opciones, el inversor puede ejecutar su opción de venta y minimizar así las pérdidas.

¿Cuáles son los riesgos de las opciones?

La inversión en opciones puede ser lucrativa, pero no está exenta de riesgos. Por ejemplo, al suscribir estos contratos se adquieren derechos y obligaciones específicos, lo que significa que se corre el riesgo de perder toda su inversión o incluso más. Si el precio de una acción es inferior al precio de ejercicio de una opción de compra en la fecha de vencimiento, dicha acción pierde su valor. Al emitir una opción de compra, normalmente perderá dinero si el precio aumenta, en cuyo caso tendrá la obligación de entregar la acción al precio de ejercicio. En caso de emitir una opción de venta, el riesgo radica en una caída del precio, ya que podría verse obligado a comprar el activo subyacente al precio de ejercicio. Si el precio de ejercicio es superior al precio de la acción, sufrirá una pérdida con la opción de venta.

Antes de invertir en opciones, es importante que aprenda en qué consisten, pero aún es más importante que entienda los riesgos. Al igual que otros productos complejos, las opciones no son adecuadas para inversores inexpertos.

Consulte otros derivados, como los futuros.

La información contenida en este artículo no está redactada con fines de asesoramiento, ni pretende recomendar ninguna inversión. Debe tenerse en cuenta que los hechos pueden haber cambiado desde que el artículo fue redactado originalmente. Invertir conlleva riesgos. Puede perder parte de su dinero o la totalidad del mismo. Le aconsejamos invertir exclusivamente en productos financieros adecuados a sus conocimientos y experiencia.

backtotop

Nota: Invertir conlleva riesgos de perder el dinero depositado. Puede perder (parte de) su depósito. Le aconsejamos que solo invierta en productos financieros sobre los que tenga conocimiento y experiencia.

Nota:
Invertir conlleva riesgos de perder el dinero depositado. Puede perder (parte de) su depósito. Le aconsejamos que solo invierta en productos financieros sobre los que tenga conocimiento y experiencia.