¿Qué son los ETF apalancados e inversos?

En DEGIRO creemos que es importante que invierta con los suficientes conocimientos y/o experiencia. Además, queremos asegurarnos de que negocie con instrumentos financieros que sean adecuados a sus necesidades y objetivos. Este artículo explica qué son los fondos cotizados en bolsa (Exchange Traded Funds, ETF) apalancados e inversos y cómo puede negociar con ellos.

Fondos cotizados en bolsa tradicionales

Normalmente, la compra de un gran número de acciones distintas requiere un presupuesto considerable y lleva mucho tiempo. Sin embargo, productos como los ETF permiten la diversificación de manera eficiente y asequible. Por ejemplo, un ETF S&P 500 seguirá las 500 acciones incluidas en este índice. Esto hace posible mantener una selección de diferentes productos financieros con una sola compra. Un fondo cotizado en bolsa (Exchange Traded Fund, ETF), también conocido como rastreador, es un producto que sigue un índice, materia prima, bono o combinación de productos. A diferencia de otros fondos, se puede comprar o vender un ETF en una bolsa de valores. El rendimiento de un ETF sigue los movimientos del precio de los productos subyacentes al fondo. Los ETF pueden ser apalancados o no apalancados. Puede encontrar más información general sobre los ETF aquí.

ETF no apalancados frente a ETF apalancados

La rentabilidad de un ETF no apalancado rastrea la rentabilidad del subyacente, que suele ser un índice. Por ejemplo, si el índice sube un 2%, el ETF probablemente también subirá aproximadamente un 2%. El precio de un ETF no es igual a su valor. También es posible comprar un ETF apalancado, en cuyo caso estará tomando dinero prestado de la parte emisora para invertir en los productos subyacentes una suma superior a la que ha invertido. Estos ETF apalancados pueden ser relativamente complejos y se centran en resultados a corto plazo, así que por lo general no son adecuados como inversiones a largo plazo. Pueden tener asociados costes y riesgos muy elevados, y por lo tanto están poco indicados para inversores principiantes.

¿Qué es un ETF inverso?

Los ETF inversos son conocidos también como ETF «en corto» o «bajistas», ya que buscan obtener un resultado inverso al del subyacente que rastrean. Por ejemplo, si el valor del subyacente disminuye, el valor del ETF inverso aumenta, y viceversa. Utilizan productos financieros, tales como derivados, para imitar un resultado inverso en lugar de tomar una posición en corto en el subyacente. Como resultado, a menudo no se corresponden exactamente con el índice en largo subyacente.

No es necesario utilizar un margen para comprar un ETF inverso. Por lo general, un ETF es un producto en efectivo, y los inversores deberán invertir la cantidad total en efectivo. Al invertir en un ETF, las pérdidas potenciales son limitadas, a diferencia de lo que ocurre al tener una posición en corto en un activo, que tiene un potencial de pérdida ilimitado si el activo subyacente continúa aumentando en valor. La pérdida potencial con un ETF inverso (o «en corto») se limita a la cantidad invertida en el fondo.

¿Qué es un ETF apalancado?

Normalmente un ETF tradicional trata de seguir un índice subyacente en una proporción uno a uno. En cambio, un ETF apalancado rinde un múltiplo de las ganancias o pérdidas del subyacente, ya que está diseñado para magnificar el rendimiento del subyacente, que suele ser un índice. Por ejemplo, puede pretender duplicar o incluso triplicar la rentabilidad del subyacente. Para alcanzar esta ratio, un ETF apalancado puede utilizar derivados financieros y deuda. Este efecto magnificador actúa en ambos sentidos: con una ganancia del 1 %, un ETF apalancado alcanzará una ganancia del 2% o incluso del 3%, dependiendo de la ratio. En la otra cara de la moneda, este principio se aplica también a una pérdida del 1%. Con un ETF apalancado, esta se convertirá en una pérdida del 2% o incluso del 3%. Por consiguiente, se trata de productos de alto riesgo.

Si se mantiene el ETF apalancado durante más de un día, es probable que la rentabilidad obtenida no sea un múltiplo exacto de la rentabilidad del subyacente, y esto se debe al efecto compuesto. Además, los costes integrados del ETF también pueden afectar a la rentabilidad.

¿Qué es un ETF inverso apalancado?

También es posible combinar estos dos tipos de ETF para crear un ETF inverso apalancado, conocido también como «ETF ultracorto», diseñado para magnificar a la inversa la rentabilidad de un índice. Al igual que los ETF inversos, utilizan productos financieros, tales como derivados, para imitar un resultado inverso en lugar de tomar una posición en corto en el subyacente, con la adición del efecto de apalancamiento.

¿Qué costes implica la inversión en ETF apalancados o inversos?

Además de cualquier cargo que pueda cobrar su broker, el emisor del ETF puede cobrar cargos de entrada, de salida y/o periódicas. Estos costes están incluidos en el producto y se consignan en el documento de información clave (KID) o en el documento de información clave para el inversor (KIID). A menudo, los costes integrados de los ETF apalancados e inversos pueden ser mayores que en los otros ETF.

¿Cuál es el riesgo de invertir en ETF?

Los ETF inversos y/o apalancados pueden formar parte de algunas estrategias de inversión aplicadas habitualmente, pero tenga en cuenta que estos tipos de ETF entrañan un riesgo elevado y no suelen ser adecuados para inversores inexpertos. Se recomienda leer detenidamente el KID o KIID para asegurarse de entender el producto en el que se invierte. El KID o KIID proporciona a los inversores información fundamental sobre el ETF, como los costes y los riesgos implicados y los objetivos de la inversión. El documento no indicará los beneficios (o las pérdidas) que cabe esperar de la inversión.

El KID o KIID proporcionan información esencial relativa al ETF específico, incluyendo el riesgo y el perfil de rentabilidad.

La inversión en ETF puede ser lucrativa, pero no está exenta de riesgos. En DEGIRO practicamos una política de honestidad y transparencia con respecto a los riesgos asociados con las inversiones. Por regla general, los ETF no se gestionan activamente. El riesgo radica en que no es posible prever cambios tales como adquisiciones de empresas o cambios en la composición del índice.

Aunque los ETF consisten en una combinación de productos y, por lo tanto, suelen estar diversificados por naturaleza, el momento en el que se hace la inversión puede tener un impacto sustancial en su rentabilidad. En lugar de invertir una única suma global de una vez, lo cual le expondría al coste de sus valores en un único momento, puede optar por invertir gradualmente a lo largo de un periodo prolongado. Al invertir en menores cantidades, por ejemplo, con periodicidad mensual o trimestral, estará menos expuesto al precio pagado en el momento de la inversión, y esta se promediará a lo largo de un periodo más largo. Este método se conoce como promediación del coste unitario. Para más información sobre diversificación, consulte este artículo.

Antes de empezar a invertir, hay una serie de factores importantes que debe considerar: resulta útil determinar qué grado de riesgo está dispuesto a asumir y qué productos son los más adecuados para usted. Asimismo, no es aconsejable invertir dinero que pudiera necesitar a corto plazo ni tomar posiciones que pudieran causar dificultades financieras.

La información contenida en este artículo no está redactada con fines de asesoramiento, ni pretende recomendar ninguna inversión. Debe tenerse en cuenta que los hechos pueden haber cambiado desde que el artículo fue redactado originalmente. Invertir conlleva riesgos. Puede perder parte de su dinero o la totalidad del mismo. Le aconsejamos invertir exclusivamente en productos financieros adecuados a sus conocimientos y experiencia.

backtotop

Nota: Invertir conlleva riesgos de perder el dinero depositado. Puede perder (parte de) su depósito. Le aconsejamos que solo invierta en productos financieros sobre los que tenga conocimiento y experiencia.

Nota:
Invertir conlleva riesgos de perder el dinero depositado. Puede perder (parte de) su depósito. Le aconsejamos que solo invierta en productos financieros sobre los que tenga conocimiento y experiencia.