01 ¿Qué tipo de inversor eres?

Existe una multitud de cosas a tener en cuenta a la hora de empezar a invertir. Un buen punto de partida es pensar acerca del tipo de inversor que quieres ser. ¿Cuál es tu estilo de inversión? ¿Eres un inversor activo o pasivo? Mira este video que le ayudará a determinar qué tipo de inversor eres.

Versión escrita

Inversor pensando en una estrategia de inversión activa o pasiva

Entrando al mercado financiero

Una vez que empieces a invertir, hay varias cosas en que pensar. Pero todo comienza con pensar en el tipo de inversor que deseas ser. Esta lección analizará lo que puedes considerar al empezar y qué diferentes estilos de inversión se pueden identificar.

Invertir o ahorrar

Tal vez solo tenías una cuenta de ahorros hasta ahora. Pero los ahorros y las inversiones pueden complementarse bien. Cuando se observa el rendimiento medio del mercado durante un período de tiempo suficientemente largo, se hace evidente que ha tenido una tasa de crecimiento más alta que la cuenta de ahorro. Esta podría ser una de las razones por las cuales las cuentas de inversión se han vuelto más populares. En estas lecciones, hablaremos más sobre cómo funcionan las cuentas de inversión y qué diferentes tipos de productos financieros puedes comprar.

Consideraciones

Antes de comenzar a invertir, hay una serie de factores a considerar. Es útil pensar en el nivel de riesgo que estás dispuesto a asumir y qué tipos de productos son los más adecuados para alcanzar tus objetivos. Por ejemplo, empezar a invertir cuando eres más joven significa que tienes un horizonte de inversión más largo. Esto se debe al tiempo adicional que tienes en caso de que necesites recuperarte de un mercado bursátil con caídas. Además, deberías estar dispuesto a asumir un mayor grado de riesgo para obtener más ganancias en un corto período de tiempo.

Estilos de inversión

Debido a que los inversores tienen diferentes objetivos y estrategias, se pueden reconocer varios estilos de inversión. Estos se pueden dividir en dos categorías principales: inversión activa e inversión pasiva.

Los inversores activos buscan una alta rentabilidad en un corto plazo.

La inversión activa también se conoce como trading o especulación. Estos inversores pasarán su tiempo monitoreando las bolsas de valores, respondiendo a los movimientos en los mercados, y pueden usar instrumentos financieros más complejos como opciones y futuros. Aquí, la atención se centra generalmente en el corto plazo y con el objetivo de obtener una rentabilidad más alta que la media del mercado. Requiere mucho tiempo y conocimiento. Por tanto, este estilo de inversión generalmente no es adecuado para el inversor principiante.

Los inversores pasivos tienen como objetivo minimizar el riesgo durante un largo período de tiempo.

La inversión pasiva, por otro lado, se centra más en invertir en un período de tiempo más largo. Los que siguen un estilo pasivo comprarán productos menos volátiles y más diversificados para distribuir el riesgo entre las inversiones. De esta forma, las pérdidas de las acciones volátiles de manera individual pueden compensarse con las ganancias de otras. La investigación es necesaria con menos frecuencia y el mercado no necesita ser revisado continuamente. Para ayudarte con esto, existen instrumentos financieros como los trackers para comprar una cesta de acciones con una sola compra o posición. Al repartir tus inversiones de esta manera, las rentabilidades se asimilarán más a la media del mercado. Este método de inversión se ha vuelto cada vez más fácil y, por esta razón, es popular entre los inversores principiantes.

Próximamente

Si planeas comenzar a administrar tu propia cartera, puedes hacerlo según el estilo de inversión que más te convenga. En las próximas lecciones, aprenderás más sobre cómo funciona esto y sobre los diferentes tipos de productos financieros disponibles. También te daremos más información sobre los conceptos básicos del mercado y cómo puedes comenzar a invertir.

Existe una multitud de cosas a tener en cuenta a la hora de empezar a invertir. Un buen punto de partida es pensar acerca del tipo de inversor que quieres ser. ¿Cuál es tu estilo de inversión? ¿Eres un inversor activo o pasivo? Mira este video que le ayudará a determinar qué tipo de inversor eres.

Versión escrita

Inversor pensando en una estrategia de inversión activa o pasiva

Entrando al mercado financiero

Una vez que empieces a invertir, hay varias cosas en que pensar. Pero todo comienza con pensar en el tipo de inversor que deseas ser. Esta lección analizará lo que puedes considerar al empezar y qué diferentes estilos de inversión se pueden identificar.

Invertir o ahorrar

Tal vez solo tenías una cuenta de ahorros hasta ahora. Pero los ahorros y las inversiones pueden complementarse bien. Cuando se observa el rendimiento medio del mercado durante un período de tiempo suficientemente largo, se hace evidente que ha tenido una tasa de crecimiento más alta que la cuenta de ahorro. Esta podría ser una de las razones por las cuales las cuentas de inversión se han vuelto más populares. En estas lecciones, hablaremos más sobre cómo funcionan las cuentas de inversión y qué diferentes tipos de productos financieros puedes comprar.

Consideraciones

Antes de comenzar a invertir, hay una serie de factores a considerar. Es útil pensar en el nivel de riesgo que estás dispuesto a asumir y qué tipos de productos son los más adecuados para alcanzar tus objetivos. Por ejemplo, empezar a invertir cuando eres más joven significa que tienes un horizonte de inversión más largo. Esto se debe al tiempo adicional que tienes en caso de que necesites recuperarte de un mercado bursátil con caídas. Además, deberías estar dispuesto a asumir un mayor grado de riesgo para obtener más ganancias en un corto período de tiempo.

Estilos de inversión

Debido a que los inversores tienen diferentes objetivos y estrategias, se pueden reconocer varios estilos de inversión. Estos se pueden dividir en dos categorías principales: inversión activa e inversión pasiva.

Los inversores activos buscan una alta rentabilidad en un corto plazo.

La inversión activa también se conoce como trading o especulación. Estos inversores pasarán su tiempo monitoreando las bolsas de valores, respondiendo a los movimientos en los mercados, y pueden usar instrumentos financieros más complejos como opciones y futuros. Aquí, la atención se centra generalmente en el corto plazo y con el objetivo de obtener una rentabilidad más alta que la media del mercado. Requiere mucho tiempo y conocimiento. Por tanto, este estilo de inversión generalmente no es adecuado para el inversor principiante.

Los inversores pasivos tienen como objetivo minimizar el riesgo durante un largo período de tiempo.

La inversión pasiva, por otro lado, se centra más en invertir en un período de tiempo más largo. Los que siguen un estilo pasivo comprarán productos menos volátiles y más diversificados para distribuir el riesgo entre las inversiones. De esta forma, las pérdidas de las acciones volátiles de manera individual pueden compensarse con las ganancias de otras. La investigación es necesaria con menos frecuencia y el mercado no necesita ser revisado continuamente. Para ayudarte con esto, existen instrumentos financieros como los trackers para comprar una cesta de acciones con una sola compra o posición. Al repartir tus inversiones de esta manera, las rentabilidades se asimilarán más a la media del mercado. Este método de inversión se ha vuelto cada vez más fácil y, por esta razón, es popular entre los inversores principiantes.

Próximamente

Si planeas comenzar a administrar tu propia cartera, puedes hacerlo según el estilo de inversión que más te convenga. En las próximas lecciones, aprenderás más sobre cómo funciona esto y sobre los diferentes tipos de productos financieros disponibles. También te daremos más información sobre los conceptos básicos del mercado y cómo puedes comenzar a invertir.

Primera lecció

backtotop
Empiece a invertir hoy.
Empiece a invertir hoy.
  • Tarifas inusualmente bajas.
  • Plataforma intuitiva y fácil de usar.
  • Globalmente en cualquier momento y lugar.
  • Estructura de seguridad.
  • Tarifas inusualmente bajas.
  • Plataforma intuitiva y fácil de usar.
  • Globalmente en cualquier momento y lugar.
  • Estructura de seguridad.

Nuestros socios

Nota: Invertir conlleva riesgos de perder el dinero depositado. Puede perder (parte de) su depósito. Le aconsejamos que solo invierta en productos financieros sobre los que tenga conocimiento y experiencia.

Nota:
Invertir conlleva riesgos de perder el dinero depositado. Puede perder (parte de) su depósito. Le aconsejamos que solo invierta en productos financieros sobre los que tenga conocimiento y experiencia.