¿Qué es el riesgo de tipo de cambio?

El riesgo de tipo de cambio, también conocido como riesgo cambiario o riesgo de cambio, se puede definir como el riesgo de que los activos de los inversores se vean afectados negativamente por la depreciación de una moneda. Dado que los tipos de cambio de las divisas varían constantemente, los inversores que operan en diferentes monedas deberían de tenerlo en cuenta a la hora de invertir en el extranjero. Las fluctuaciones monetarias pueden tener un impacto significativo en el resultado de las operaciones, tanto positiva como negativamente.

¿Cómo están expuestos los inversores al riesgo de tipo de cambio?

Si decides invertir en un producto denominado en alguna moneda extranjera, ya sea para comprar como para vender, la transacción se realizaría en dicha moneda. Por lo tanto, se llevará a cabo una conversión de moneda. Claro está que el tipo de cambio actual, o cualquier fluctuación, incide en el precio que pagas, así como en la rentabilidad de tu cartera.

El riesgo de tipo de cambio también se aplica a compañías que realizan negocios a nivel internacional. Por ejemplo, si una compañía compra materiales en el exterior y la moneda del país extranjero se revaloriza frente a la moneda local, la empresa puede acabar pagando más por los materiales que en el pasado.

¿Por qué fluctúan las divisas?

Los inversores interesados en los mercados extranjeros pueden perder o ganar por su exposición a las distintas divisas. Comprender las razones por los cuales las monedas fluctúan puede ayudarte a crear un plan de inversión y a decidir cuanto riesgo asumir. A continuación, se muestran las tres razones principales por las cuales fluctúan las divisas.

  • La política monetaria de los países: los bancos centrales pueden influenciar la demanda de divisas ajustando la oferta de dinero o cambiando los tipos de interés.

    Los países pueden influir en el valor de su moneda comprándola o vendiéndola. En términos generales, un país venderá su moneda si pretende disminuir su valor.

    Si el tipo de interés de un país aumenta, puede generar una apreciación (aumento del valor) de su moneda. Altos tipos de interés pueden atraer dinero hacia un país, fortaleciendo el valor de la divisa. Por el contrario, cuando el tipo de interés disminuye, esto puede provocar una depreciación (reducción del valor) de la divisa.

  • La inflaciónLa tasa de inflación mide cuánto se incrementa el precio medio de la cesta de la compra, durante un período de tiempo. Por norma general, los países con tasas de inflación más altas tienen divisas de menor valor. Por ejemplo, si la tasa de inflación sube rápidamente en el Reino Unido en comparación con la zona euro, esto significa que el precio de los productos en el Reino Unido sube más rápidamente que los productos europeos y por lo tanto, estos pueden ser menos competitivos. Como resultado, la demanda de GBP puede disminuir y con ello su valor.

  • La situación política y económica: Las condiciones económicas y políticas de un país pueden tener un impacto en la moneda local. En términos generales, si el país es política y económicamente estable, las inversiones en dicho país se perciben más estables. Como consecuencia, una mayor demanda genera un mayor valor de la divisa en cuestión.

Por otro lado, la tensión a nivel global, los conflictos locales o incluso las guerras generan una menor demanda de moneda local. Esto puede tener un gran impacto en el nivel de riesgo de tipo de cambio.

Clases de riesgo de tipo de cambio

Existen tres clasificaciones del riesgo de tipo de cambio: el riesgo de transacción, el riesgo de conversión y el riesgo económico. Como inversor, es importante entender y considerar estos riesgos a la hora de invertir en instrumentos financieros en el extranjero.

  • El riesgo de transacción surge cuando el inversor compra un producto de otro país y el precio está denominado en moneda extranjera. Por ejemplo, si la divisa extranjera se aprecia frente a la moneda local, esto significa que se deberá pagar más en moneda local para realizar la transacción.

  • El riesgo de conversión es un riesgo al que se enfrentan las empresas cuando negocian con divisas extranjeras y mantienen activos extranjeros en sus balances. En este caso, cuando las compañías publican sus resultados, suelen tener que convertir el valor de los activos extranjeros a su moneda local. Cuando los tipos de cambio entre países fluctúan, el valor de conversión de los activos también fluctúa. Dependiendo del movimiento del tipo de cambio, se originará una ganancia o una pérdida financiera.

  • El riesgo económico es relevante cuando el valor de mercado se ve afectado por fluctuaciones monetarias inesperadas. Si bien es algo inevitable, esto puede tener un impacto significativo en una empresa. Al riesgo económico también se conoce como riesgo de predicción.

Tratamiento de divisas en DEGIRO

Las transacciones en divisa extranjera pueden realizarse de dos maneras, mediante la opción AutoFX o manteniendo fondos en divisa extranjera de forma manual. AutoFX es la opción predeterminada y por defecto convierte de manera automática las cantidades necesarias de divisas. Si vendes una acción, las ganancias se volverán a convertir a la divisa base de tu cuenta. Con la función Manual de divisas, es posible convertir fondos manualmente y mantener las divisas extranjeras en tu cuenta. Si operas con frecuencia en divisas extranjeras, la opción manual podría ser una opción más rentable. Puedes encontrar un resumen de las tarifas para ambas opciones en nuestra página web dedicada a las Tarifas.

Abrir una cuenta

La información contenida en este artículo no está redactada con fines de asesoramiento, ni pretende recomendar ninguna inversión. Invertir conlleva riesgos. Puedes perder parte de tu dinero o la totalidad del mismo. Te aconsejamos invertir exclusivamente en productos financieros adecuados a tus conocimientos y experiencia.

backtotop

Empiece a invertir hoy

Únase a más de 2 millones de clientes que ya confían en nosotros.

Abra una cuenta gratuita ahora

Nota: Invertir conlleva riesgos de perder el dinero depositado. Puede perder (parte de) su depósito. Le aconsejamos que solo invierta en productos financieros sobre los que tenga conocimiento y experiencia.

Nota:
Invertir conlleva riesgos de perder el dinero depositado. Puede perder (parte de) su depósito. Le aconsejamos que solo invierta en productos financieros sobre los que tenga conocimiento y experiencia.