03 Productos financieros básicos

Una vez empieces a invertir, verás que hay muchos tipos de productos que difieren en el rango de complejidad. Dada esta gran variedad de productos disponibles, ¿por dónde empiezo? En este video te daremos una introducción sobre los productos financieros más comunes: acciones, bonos, ETFs y fondos de inversión.

Versión escrita

Acciones, bonos y ETFs

Acciones, bonos y fondos

Una vez que comiences a invertir, puedes ver que hay muchos productos disponibles que van de simples a complejos. Entonces, ¿por dónde empiezas?

Acciones son capital, explicando la propiedad de una parte de la compañía.

Invertir en acciones

La forma más conocida de invertir es mediante la inversión en acciones. Al comprar una acción de una empresa que cotiza en bolsa, te conviertes en propietario de una pequeña parte de esa compañía. Y si esta compañía tiene buenos resultados, para otros inversores será atractivo comprar acciones de dicha compañía. En este caso, el precio de las acciones por lo general aumentará y podrías vender tu posición para obtener ganancias. Esto se conoce como ganancias de capital. Por el contrario, puede producirse una pérdida de capital si la empresa cae en malos momentos y con ello el precio de las acciones cae. Vender sus acciones también puede ocasionar una pérdida en tu inversión.

Vender a un precio más alto de lo que lo compras no es la única forma de hacer crecer tu rentabilidad. También es una práctica común que las empresas distribuyan una parte de sus ganancias a los accionistas. Esta cantidad pagada se denomina dividendo. De esta manera, puedes generar ingresos por tus acciones sin necesidad de vender la posición.

Bonos estatales. Dar un préstamos al gobierno y recibir un cupón.

Invertir en bonos

Los bonos son otro producto financiero conocido y de uso frecuente. Simplificando, son un préstamo a un gobierno o empresa de la que recibes intereses. Este interés se conoce como cupón, y esta cantidad puede diferir dependiendo de una serie de factores, incluida la duración del préstamo y la calificación crediticia de la institución a la que presta. Las inversiones en bonos a corto plazo para gobiernos o empresas con una alta calificación crediticia son una forma común de disminuir el riesgo en una cartera. La desventaja de estos productos de bajo riesgo es que también es posible que el cupón sea bajo.

El ETF está descrito como una cesta de diferentes productos ofrecidos dentro de un solo producto.

Exchange traded funds o Fondos cotizados (ETFs)

También es posible obtener una selección de diferentes productos financieros a través de una única compra. Normalmente, comprar una gran cantidad de acciones distintas requiere un presupuesto considerable y llevaría mucho tiempo. Sin embargo, los productos como los ETFs permiten hacer esto de una manera simple y económica.

Un tracker, o ETF como se los llama comúnmente, es un fondo administrado pasivamente que busca igualar su rentabilidad respecto a una cesta de productos subyacentes. Los activos subyacentes de un ETF podrían ser un índice, como el S&P 500. También pueden especializarse con respecto a otros factores, incluida la región o el sector. Algunos ejemplos de esto serían ETFs de empresas europeas o uno con acciones de compañías agrícolas. La institución que emite el fondo cobrará una tarifa, a menudo entre 0,10% - 1,00% por este servicio. Estos gastos generalmente se incluyen en el precio del producto en sí.

Fondos de inversión

Un fondo de inversión es muy similar a un ETF. Está también compuesto por un conjunto de instrumentos financieros subyacentes en un solo producto, sin embargo, un fondo de inversión será administrado activamente por un administrador de fondos. Esto significa que los productos del fondo a menudo se revisan y pueden cambiar con el tiempo. Los costes para un fondo administrado activamente serán más altos que los de un ETF administrado pasivamente y tenderán a oscilar entre 0.5% - 2.00%. Al igual que los ETFs, estos costes generalmente se incluirán en el precio del producto.

Los brókeres generalmente cobran una tarifa cuando inviertes en ETFs y fondos de inversión. Sin embargo, con DEGIRO puede invertir en una gama de estos productos sin comisiones de compra/venta. En la página de tarifas, puede encontrar una descripción general de estos productos y leer más sobre las condiciones.

Próximamente

En la próxima lección, presentaremos productos más complejos. Ejemplos de estos son Opciones, Futuros y Productos Apalancados.

Una vez empieces a invertir, verás que hay muchos tipos de productos que difieren en el rango de complejidad. Dada esta gran variedad de productos disponibles, ¿por dónde empiezo? En este video te daremos una introducción sobre los productos financieros más comunes: acciones, bonos, ETFs y fondos de inversión.

Versión escrita

Acciones, bonos y ETFs

Acciones, bonos y fondos

Una vez que comiences a invertir, puedes ver que hay muchos productos disponibles que van de simples a complejos. Entonces, ¿por dónde empiezas?

Acciones son capital, explicando la propiedad de una parte de la compañía.

Invertir en acciones

La forma más conocida de invertir es mediante la inversión en acciones. Al comprar una acción de una empresa que cotiza en bolsa, te conviertes en propietario de una pequeña parte de esa compañía. Y si esta compañía tiene buenos resultados, para otros inversores será atractivo comprar acciones de dicha compañía. En este caso, el precio de las acciones por lo general aumentará y podrías vender tu posición para obtener ganancias. Esto se conoce como ganancias de capital. Por el contrario, puede producirse una pérdida de capital si la empresa cae en malos momentos y con ello el precio de las acciones cae. Vender sus acciones también puede ocasionar una pérdida en tu inversión.

Vender a un precio más alto de lo que lo compras no es la única forma de hacer crecer tu rentabilidad. También es una práctica común que las empresas distribuyan una parte de sus ganancias a los accionistas. Esta cantidad pagada se denomina dividendo. De esta manera, puedes generar ingresos por tus acciones sin necesidad de vender la posición.

Bonos estatales. Dar un préstamos al gobierno y recibir un cupón.

Invertir en bonos

Los bonos son otro producto financiero conocido y de uso frecuente. Simplificando, son un préstamo a un gobierno o empresa de la que recibes intereses. Este interés se conoce como cupón, y esta cantidad puede diferir dependiendo de una serie de factores, incluida la duración del préstamo y la calificación crediticia de la institución a la que presta. Las inversiones en bonos a corto plazo para gobiernos o empresas con una alta calificación crediticia son una forma común de disminuir el riesgo en una cartera. La desventaja de estos productos de bajo riesgo es que también es posible que el cupón sea bajo.

El ETF está descrito como una cesta de diferentes productos ofrecidos dentro de un solo producto.

Exchange traded funds o Fondos cotizados (ETFs)

También es posible obtener una selección de diferentes productos financieros a través de una única compra. Normalmente, comprar una gran cantidad de acciones distintas requiere un presupuesto considerable y llevaría mucho tiempo. Sin embargo, los productos como los ETFs permiten hacer esto de una manera simple y económica.

Un tracker, o ETF como se los llama comúnmente, es un fondo administrado pasivamente que busca igualar su rentabilidad respecto a una cesta de productos subyacentes. Los activos subyacentes de un ETF podrían ser un índice, como el S&P 500. También pueden especializarse con respecto a otros factores, incluida la región o el sector. Algunos ejemplos de esto serían ETFs de empresas europeas o uno con acciones de compañías agrícolas. La institución que emite el fondo cobrará una tarifa, a menudo entre 0,10% - 1,00% por este servicio. Estos gastos generalmente se incluyen en el precio del producto en sí.

Fondos de inversión

Un fondo de inversión es muy similar a un ETF. Está también compuesto por un conjunto de instrumentos financieros subyacentes en un solo producto, sin embargo, un fondo de inversión será administrado activamente por un administrador de fondos. Esto significa que los productos del fondo a menudo se revisan y pueden cambiar con el tiempo. Los costes para un fondo administrado activamente serán más altos que los de un ETF administrado pasivamente y tenderán a oscilar entre 0.5% - 2.00%. Al igual que los ETFs, estos costes generalmente se incluirán en el precio del producto.

Los brókeres generalmente cobran una tarifa cuando inviertes en ETFs y fondos de inversión. Sin embargo, con DEGIRO puede invertir en una gama de estos productos sin comisiones de compra/venta. En la página de tarifas, puede encontrar una descripción general de estos productos y leer más sobre las condiciones.

Próximamente

En la próxima lección, presentaremos productos más complejos. Ejemplos de estos son Opciones, Futuros y Productos Apalancados.

backtotop
Empiece a invertir hoy.
Empiece a invertir hoy.
  • Tarifas inusualmente bajas.
  • Plataforma intuitiva y fácil de usar.
  • Globalmente en cualquier momento y lugar.
  • Estructura de seguridad.
  • Tarifas inusualmente bajas.
  • Plataforma intuitiva y fácil de usar.
  • Globalmente en cualquier momento y lugar.
  • Estructura de seguridad.

Nuestros socios

Nota: Invertir conlleva riesgos de perder el dinero depositado. Puede perder (parte de) su depósito. Le aconsejamos que solo invierta en productos financieros sobre los que tenga conocimiento y experiencia.

Nota:
Invertir conlleva riesgos de perder el dinero depositado. Puede perder (parte de) su depósito. Le aconsejamos que solo invierta en productos financieros sobre los que tenga conocimiento y experiencia.